Como era de esperarse, ver a Steve Perry en el escenario con Journey por primera vez en más de 25 años fue un momento mágico. Ocurrió este viernes en el Barclays Center, en Brooklyn, durante la ceremonia del Rock and Roll Hall of Fame. El guitarrista y líder de Journey, Neal Schon, fue llevado a lágrimas mientras le decía a los otros miembros que los amaba, señalando específicamente a Perry.

“Hola Rock & Roll Salón de la Fama”, gritó Steve Perry, quien luego habló de que iba a ver a Journey en vivo antes de que se uniera a la banda y de estar asombrado por la guitarra de Schon. El manager de la banda, Walter “Herbie” Herbert, más tarde descubrió a Perry y lo conectó con Schon. En un momento, Perry dio crédito al actual vocalista de Journey, Arnel Pineda, por “cantar su corazón cada noche” con la banda.

Me he ido hace mucho tiempo“, dijo Perry a los fans al final de su discurso. “Pero siempre han estado en mi corazón, quiero que sepan eso“.

Después del discurso de Perry, Journey tocó en vivo y si bien antes se había comentado que Perry actuaría con la banda, finalmente decidió no hacerlo